viernes, 27 de noviembre de 2009

LOS TRES CERDITOS

Los tres cerditos”. Anónimo. Edición por BUSQUETS, Carlos. Medellín, Colombia. EDILUX Ediciones. 1989.

Angie Melissa Pabón

Miguel Angel Morales

Sonia Patricia Rodriguez

Angie Ximena Contreras

El análisis del cuento “Los tres cerditos” lo basamos, principalmente, en dos aspectos: su adaptación al modelo estructuralista de Propp y su enfoque moral, primordial para un análisis relacionado con la literatura infantil. El cuento narra la historia de tres hermanos que deben construir cada uno una casa para protegerse del lobo; así, se precisan las razones y fines en virtud de las cuales los personajes actúan. De este modo, y siguiendo a Propp, encontramos dos tipos de motivaciones: la de los 3 cerditos y la del lobo. La unión o enlace de estas motivaciones son las que terminan dándole sentido al cuento: por un lado, la causa de la construcción de las casas (protección), y por otro, un fin oscuro y malvado.

La construcción de las casas, es un símbolo, básicamente, de esa evolución deseada en el ser humano. El menor, poco trabajador y muy juguetón, la hizo de paja, material que no requiere de mayores técnicas; el del medio, la hizo de madera, requería un poco más de fuerza y tiempo; y el mayor, construyó una casa en ladrillos, tan sólida como su carácter. En esta parte del cuento se refleja la importancia de la experiencia: el cerdito mayor es símbolo del trabajo y de los buenos resultados. Es posible que la evolución de las construcciones forme parte de un progreso que el hombre requiere para su vida en sociedad.

En el desarrollo del cuento se arrojan ciertos elementos que los podemos relacionar con algunas funciones de Propp: conocimiento, fechoría, reacción del héroe y lucha. A simple vista, el cuento nos da una idea generalizada de los resultados de un trabajo insignificante, resultados que arremeten contra nosotros mismos. Las últimas dos funciones: reconocimiento y castigo, introducen al lector en el mundo familiar, que, aunque se identifica desde el inicio de la obra, al final se ve una idea de hermandad de sangre con lazos profundos, basados en una figura de autoridad. El ataque del lobo, quien al final no logra su objetivo, y la ayuda entre todos los cerditos, evidencia el apoyo incondicional de la familia en momentos difíciles; igualmente, los resultados de un trabajo mediocre y de poco esfuerzo que terminan dejándonos resultados negativos.

Finalmente el reconocimiento del héroe (cerdito mayor) demuestra que los cerditos menores son conscientes de su equivocación y valoran el trabajo realizado por su hermano. La enseñanza que nos queda como lectores, entonces, es: cuando nos proponemos a realizar una tarea, debemos ser constantes, centrados en nuestro objetivo; de esta manera se verá como producto un trabajo sólido y con resultados positivos encaminados a ayudar a los demás.

Los valores morales son los que orientan nuestra conducta, con base en ellos decidimos cómo actuar ante las diferentes situaciones que nos plantea la vida. Tienen que ver principalmente con los efectos de lo que hacemos en las otras personas, en la sociedad o en nuestro medio ambiente en general. Pero, dejando un poco de lado un análisis que posiblemente el lector ya haya percibido, pasemos ahora a su análisis metasemántico. El cuento, manifiesta una estructura repetitiva que puede interpretarse como la búsqueda del autor por mantener la atención del joven lector, mediante la repetición de elementos que permiten la retención de los datos importantes de la historia, de ahí que en este sea constante la repetición de una disposición sintáctica de los elementos y comportamientos característicos de los personajes.

El cuento infantil presenta cualidades individuales que permiten identificar, la búsqueda de la caracterización de un sujeto ideal para la vida en sociedad, por lo tanto pretende inculcar en los niños la búsqueda de las aptitudes propias de lo que podría denominarse como el “deber ser” del individuo, identificable en la exposición de la importancia del trabajo consciente y responsable para la obtención del bienestar, además de la presentación de la importancia de la intención en el desarrollo de las acciones, (el lobo puede ser un ejemplo de constancia y determinación, sin embargo su intención era equivocada y por lo tanto es castigado ) a la vez que busca generar el hábito de lectura y el desarrollo de competencia para el acercamiento a diferentes tipos de texto.

Para concluir, “Los tres cerditos” es una respuesta a la necesidad planteada por la literatura infantil, en cuanto es un elemento importante en la formación temprana del sujeto. Así, el cuento es la evolución por la que un individuo necesariamente debe pasar de acuerdo a la adquisición de determinados valores y conductas que la sociedad demanda.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada